Lecciones de emprendimiento: tecnología y legalidad van de la mano

Los ejemplos más representativos de la economía colaborativa demuestran que es posible implementar modelos de negocio en múltiples espacios geográficos, con costumbres comerciales diversas; de hecho, hoy en día entre más adaptable y universal sea un modelo más exitoso se considera.

Sin embargo, además de generales, neutros y estandarizables, los modelos de negocio deben tener en cuenta las costumbres, la cultura y la legalidad propia de cada plaza donde quieran apropiar clientes, es decir, el éxito no está garantizado tan sólo por lo bueno de la idea.

Hay múltiples ejemplos de lo expresado anteriormente, los más recientes y representativos, en el último período, son Theranos y UBER. La caída de Theranos en el mercado norteamericano asombró a los más importantes analistas económicos y decepcionó a expertos en innovación que habían afirmado sin lugar a dudas que se trataba del emprendimiento más exitoso en el campo de la salud en los últimos años.Por su lado, UBER impactó con la noticia de su retiro del mercado chino. La pregunta en estos dos casos es: ¿qué estuvo mal?

Theranos es una empresa con 13 años en el mercado, fundada por una emprendedora de 19 años que decidió abandonar la universidad para revolucionar el mercado médico con un dispositivo portátil llamado “Edison”, el cual, con una sola gota de sangre hacía un diagnóstico a los pacientes en tiempo real, sin necesidad de acudir a pruebas de laboratorio y a precios bastante cómodos. La empresa llegó a ser avaluada en 9 mil millones de dólares.

“El éxito de un modelo de negocio no está garantizado tan sólo por lo bueno de la idea”…

Theranos confió ciegamente en el éxito de su idea de negocio, la desarrolló y alrededor de ella construyó un modelo que aparentaba tener controlados todos sus frentes… Sin embargo, con la fama vinieron los reflectores de la comunidad médica y los medios de comunicación, los cuales cuestionaron la efectividad del dispositivo y la veracidad de los resultados.

Lo anterior llamó la atención de las autoridades regulatorias, quienes después de una investigación concluyeron que los laboratorios de la compañía no operaban cumpliendo la totalidad de las regulaciones sanitarias y que su forma de operación ponía en riesgo la fidelidad de los resultados presentados por la empresa. Finalmente, la FDA en Estados Unidos ordenó suspender la actividad de los laboratorios por término de dos años y sancionó a la compañía con una multa.

“Los modelos de negocio deben tener en cuenta las costumbres, la cultura y la legalidad propia de cada plaza donde quieran apropiar clientes”

UBER por su lado, confió en el éxito que representa el ícono de la innovación disruptiva en el mundo occidental y quiso introducir su modelo en China. En este país se encontró con un perfil de cliente cuya cultura es respetuosa de la normatividad y cuya educación califica un servicio como profesional solo cuando es prestado por personas avaladas para ello.

 Además del perfil de cliente, UBER se encontró con un mercado competitivo pero más importante, un mercado proteccionista.

 Así, ante la inminente llegada de UBER, las empresas de transporte público del país asiático decidieron unir esfuerzos creando un solo monopolio que quedó en cabeza de la empresa Didi Chuxing, quién se impulsó con la tecnología del big data y el data analytics para satisfacer las necesidades de sus clientes, siguiendo los modelos tradicionales de transporte pero haciéndolos más efectivos. Este monopolio contó con el aval de las autoridades para su operación.

UBER se enfrentó a un usuario informado, alertado por las autoridades sobre  la ilegalidad en la prestación del servicio de transporte por parte de particulares y, por el otro lado, encontró un rival fortalecido y a diferencia de él, legitimado legalmente para el desarrollo de su actividad, lo cual, después de unas pérdidas considerables, finalmente llevó a UBER a tomar la decisión de salir del mercado Chino.

 Los dos ejemplos anteriores sirven para ilustrar cómo la tecnología a través de los modelos de negocio, su difusión en el mercado y su sostenimiento en el mismo, están ligados a la legalidad, responden y se nutren de ella para su éxito. Es necesario hacer una evaluación de los riesgos legales de su negocio, identificar cuáles de ellos pueden tener alto impacto y desarrollar procedimientos preventivos que eviten su concreción.

Si tiene alguna inquietud acerca de este tema u otros similares ingrese a www.abogadotic.co, escríbanos al correo servicioalcliente@abogadotic.co, o encuéntrenos en Twitter como @NODAbogada

Las opiniones compartidas y expresadas por los periodistas y contribuyentes de este blog son libres e independientes y de ellas son responsables sus propios autores. No reflejan ni comprometen la responsabilidad, la opinión de GRUPO D&P SAS, y tampoco constituyen asesoría o consultoría legal, por lo cual no pueden ser interpretadas como recomendaciones emitidas por GRUPO D&P SAS. 
Anuncios

4 comentarios sobre “Lecciones de emprendimiento: tecnología y legalidad van de la mano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s